Categoría: Tips , 19 Julio, 2017

Estafas informáticas: todas las precauciones para evitarlas

Estafas informáticas: todas las precauciones para evitarlas

Gracias a la tecnología e Internet, hoy tenemos todo al alcance de la mano, desde las noticias en tiempo real, hasta la posibilidad de alquilar o comprar una casa sentados en el living, desde nuestro teléfono móvil. En ese mundo de infinitas opciones también se han metido los oportunistas. Para evitar ser víctimas de delitos informáticos, compartimos contigo esta serie de consejos e información a tener en cuenta, que derribarán cualquier intento de estafa.

Los siete casos más conocidos de estafa informática


1) Phishing: El estafador se hace pasar por una persona de confianza o incluso un banco, y buscan acceder a datos muy importantes: tu contraseña de correo electrónico, información sobre tarjetas de crédito o tus cuentas de banco. Simulan formalidad y veracidad agregando un formulario para completar ahí la información faltante, hasta usan imágenes reales de empresas reales.

Existe un artículo muy completo sobre el phishing elaborado por la empresa informática Panda que si te interesa podés leer aquí.

2) Ukash: Insólitamente te hacen llegar un mail que supuestamente envía la Policía. la estafa consiste en pedirte que gires dinero para pagar algún tipo de multa por mirar sitios web con contenido para adultos.  

3) Futuros inquilinos que se encuentran en otro continente: Nos dicen que están en Asia o África, comparten una serie de documentos que buscan respaldar su credibilidad ante nuestros ojos, envían copias de supuestos pasaportes, siempre muestran interés en alquilar una casa o apartamento y están dispuestos a pagar lo que sea casi sin quejas. Por supuesto siempre llega el momento en el que nos reclaman dinero para pagar supuestos impuestos o timbres y poder girar así el dinero prometido, que en realidad nunca nos va a llegar.

4) Casas con ofertas muy tentadoras: Aparecen casas en sitios gratuitos o de bajo costo, con muy bajos precios completamente fuera de lo que se encuentra en el mercado, donde no aplican mucho control sobre los anunciantes. Cuando atrapan a un interesado piden que gire un porcentaje del costo total. Finalmente, la casa no existe, o no era de ese anunciante.



5) Identidades falsas: Llega un mail de un amigo o familiar real, pero de un remitente distinto al que usa frecuentemente. El mensaje habla de este amigo o familiar que viajó al exterior y fue víctima de alguna contrariedad, un robo donde perdió dinero y documentos. Para ayudarlo piden dinero y así pagar alguna multa mientras está retenido en Aduana, o para abonar el pasaje, o cualquier otra excusa a la que no podamos negarnos. 

Resulta que el amigo o familiar en apuros no puede retirar el dinero enviado porque no tiene documentos, y por eso, debe ser remitido a nombre de alguien más que le hará el favor de entregárselo: el estafador. Y así nos quitan dinero y se quedan con nuestros datos más importantes, que luego utilizan para usurpar nuestra identidad y mandar nuevos mails en nuevas estafas.

6) El trabajo prometedor o la inversión de tu vida: Intentan quitarnos dinero al pedir una pequeña suma para activar la posibilidad que te permitirá conseguir el mejor trabajo de tu vida, o te ofrecen un increíblemente muy buen negocio donde invertir, o un préstamo muy ventajoso que requiere un pequeño anticipo de pago.

7) Y si faltaba algo, aparecen premios o herencias: Para esta estafa te prometen que si girás un monto de dinero para gastos de envío o para trámites específicos, recibirás una importante herencia o te llegará un sospechoso premio que aparentemente ganaste sin haber concursado en nada. Es esta modalidad donde puede aparecer un teléfono falso que en caso de llamar, es atendido por alguien que se hace pasar por abogado, escribano o miembro de alguna empresa o entidad, y te va a confirmar los datos brindados en el mail.




Las 8 claves que delatan una estafa informática


Como vimos, hay diversas modalidades de estafa, que usan email o whatsapp como medios para contactarse con las víctimas. En la mayoría de los casos se reiteran estos aspectos:

1) Los estafadores saben captar tu atención, por eso usan algo atractivo como prometerte el envío de un monto de dinero sustancioso a cambio de un bien o servicio (que puede ser tu propiedad). Generalmente afirma estar dispuesto a pagar cualquier precio. Dichos pagos nunca se concretan, siempre buscarán tarde o temprano que seas el primero en enviar efectivo. 

2) Como una manera de parecer más sólidos, los estafadores te envían links a web falsas o mencionan documentación que parece real pero que no lo es (pueden enviar fotos de pasaportes, contratos o lo que sea). 

3) Contactarlos por otra vía que no sea la que usaron para acercarnos a nosotros suele ser imposible. Dan excusas o eluden el tema. Nunca revelan un teléfono fijo donde poder contactarlo. Hay casos muy elaborados en los que ya desde el inicio hay un teléfono a donde llamar, que es falso y tiene alguien que es un cómplice y dirá todas las mentiras que sean necesarias para que parezcan verdad.

4) Uno de los primeros objetivos de la estafa es pedirte datos como tu documento personal, número de cuenta y número de tarjeta de crédito, con la excusa de que deben realizarnos transferencias de dinero o envíos que finalmente nunca se van a concretar, solo buscan acceder a nuestra información clave y eventualmente sacarnos dinero directa o indirectamente.




 
5) Nunca se encuentran lo suficientemente cerca como para que podamos entrevistarlos en persona o para pactar algún tipo de encuentro. Quien te contacta suele estar en otro país o en un lugar poco accesible, y si no usurparon la identidad de alguien real, casi siempre usan remitentes desconocidos o sospechosos

6) Si el contacto con nosotros se prolonga, para evitar rastreos los estafadores empiezan a escribir mails desde otra dirección. Si estábamos en la etapa en la que nos enviarían un prometedor dinero por una vía, ahora la cambian por otra.  En una interacción con personas y empresas serias estos detalles no suceden nunca. 

7) Casi siempre una vez concretada la estafa, el delincuente desaparece. En otros casos aún después de enviarle dinero, si seguimos confiando en que es un intercambio legítimo, el delincuente argumenta nuevos reclamos para conseguir más envíos y más dinero.

8) ¿Cómo nos roban? Hablan de pagar impuestos, gastos de envío, tasas… cualquier excusa sirve para conseguir efectivo, supuestamente para destrabar una transferencia de dinero o el envío de algún paquete.




Tips preventivos: especial atención a estas señales


  • Mails extraños: Lo que hace que un correo electrónico sea sospechoso es que el destinatarios sea desconocido, o que se comuniquen en español pero de forma poco clara. Nunca lo abras ni descargues ningún archivo de esos mails. También pueden venir de contactos conocidos, si los estafadores ya usurparon su identidad.

  • Tocan a la puerta de nuestra privacidad: Hay que sospechar si nos piden contraseñas o identificaciones personales. Las empresas no solicitan este tipo de información personal vía mail;  tampoco los bancos piden identificación y contraseña, o corroborar los datos de tu tarjeta de crédito que ellos mismos dieron, ni por mail, ni por Whatsapp ni por mensaje de texto. 

  • Cuidado al transferir dinero: Nunca hay que enviar dinero para pagar impuestos, tarifas o tasas por supuestos premios ganados en otro país, y hay que tener un especial cuidado cuando transferimos dinero a desconocidos, aún por empresas confiables. Western Union habla en su sitio web sobre este tipo de transferencias, nos dicen que son eficaces entre personas de confianza, y aconseja no hacerlas entre desconocidos o personas poco fiables. 

  • Consejos para comprar por internet: Llevar a cabo compras sólo en sitios confiables y conocidos, escribiendo siempre directamente la dirección del sitio en el navegador.




¿Qué hacer si notaste que la estafa ya está en curso?



1) Ante la sospecha hay que detener la comunicación con los estafadores rápidamente.

2) En caso de que usaran logos, nombres y/o links falsos de una empresa real, llamarlos de inmediato para informales que su nombre circula en manos de delincuentes, ninguna empresa quiere que algo como eso pase, y se contacta con sus clientes para prevenirles.

3) No te demores ni un segundo en hacer la denuncia en la unidad policial más cercana.

4) Cualquier dato enviado a los estafadores debe ser modificado sin demora, como una nueva contraseña en tu correo, cancelar la cuenta en el banco y abrir otra.



¿Cómo actúa InfoCasas ante un posible caso de estafa?


En InfoCasas contamos con tecnología de avanzada para prevenir posibles fraudes. Nuestro software detecta contactos fraudulentos y los bloquea para garantizar a nuestros clientes que solo lleguen consultas legítimas.  

Sin embargo, es importante siempre estar atentos a nuevas modalidades y que ante cualquier consulta sospechosa se pongan en contacto con nosotros. Si desde InfoCasas detectamos un intento de delito, nos ponemos en contacto directo con cada uno de los afectados para asesorarlos en los pasos a seguir y evitar que se concrete el fraude;  además de seguir trabajando para mejorar nuestro sistema de prevención.
.

Nos pueden escribir a info@infocasas.com.bo. Estamos siempre a disposición para ayudarlos y seguir trabajando para que nuestra plataforma se mantenga libre de amenazas.

¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?