Categoría: Tips , 21 Julio, 2017

Cómo vivir en una casa segura para los niños

Cómo vivir en una casa segura para los niños

La vida en casa siempre es más agitada cuando hay niños, y mantenerlos seguros en el hogar es nuestra prioridad número uno. Para lograrlo te traemos una serie de recomendaciones que harán de tu casa el lugar más seguro para los más chicos.

La casa más segura del mundo


Para evitar los accidentes más comunes podemos poner en práctica estos sencillos tips:

  • Prohibida la entrada en la cocina: Muchos accidentes suceden cuando estamos cocinando, por eso es importante que los niños se mantengan alejados de esa parte de la casa cuando hay fuegos encendidos. Por mayor seguridad no cocines en las hornallas delanteras, y evitá que queden agarraderas a la vista ni al alcance de los más chicos.

  • Camas dobles: Cuando el dormitorio de los niños tiene cama doble, la de arriba siempre tiene que tener una contención (también se usan en camas simples que por alguna razón sean un poco más altas de lo acostumbrado).

  • Una cuna segura: La distancia segura entre los barrotes de la cuna es siempre menor a los 7.5 cm., esto evita escapes inesperados y accidentes.



  • Proteger los accesos a ventanas y escaleras: Para lograrlo hay que colocar una pequeña puerta en la escalera, esto evita que los niños accedan a esa zona de riesgo. Para las ventanas se usan mallas de seguridad o rejillas, y el mismo consejo se puede seguir en los balcones.

  • Cuidado con la electricidad: La prioridad en este sentido es cubrir todos los enchufes con tapas protectoras que se venden en cualquier tienda. Los que estén en uso se pueden esconder detrás del sofá, armarios o cualquier muebles que cumpla la función de barrera y escondite.



Estar atentos hoy, evita accidentes mañana


Existen una serie de cosas que pueden representar un peligro para los más pequeños, ya sea por su función, su tamaño o sus propiedades:

1)  Cuarentena de sustancias tóxicas: ¿Como cuáles? principalmente los productos de limpieza, los medicamentos y los cosméticos. Si un niño las ingiere por puede causarle una fuerte intoxicación. Para evitar que se sientan tentados de tomarlos hay que mantener estas cosas fuera de la vista y en lugares inaccesibles para los pequeños.



2) Diversión sin riesgos: El tamaño de sus juguetes debe ser lo suficientemente grande para evitar que se los traguen, y sus piezas no pueden ser lo suficientemente pequeñas como para que se las puedan llevar a la boca, nariz u oídos. En cuanto a colores, pinturas y similares, fijate que no sean tóxicos.

3) El peligro de lo cotidiano debe desaparecer: Hay muchos objetos que usamos frecuentemente, y representan un peligro en potencia para los niños, pero no cuesta nada ponerlos a salvo de ellos. Así que a guardar en lugares seguros todo tipo de
cuchillos, encendedores, máquinas de afeitar, y objetos punzantes como limas y alicates



Consejos finales


Relevo de objetos peligrosos: Todo aquello que se puedan tragar o envolver en la cabeza causando asfixia, como bolsas plásticas, monedas y botones, debe desaparecer de su alcance.

Esquinas suaves y amigables: Lleva muy poco tiempo colocar en las esquinas de los muebles más bajos algún tipo de protección para evitar accidentes indeseables, y si podés apostar a utilizar muebles redondeados, mejor (sobre todo en la habitación del niño).

Bañeras y piscinas: Lo esencial es que nunca estén solos en una piscina ni en la bañera, siempre deben estar acompañados por un adulto.



Mejor prevenir que curar. Ahora ya podés ayudar a que tus hijos tengan una vida más segura y confiable, y así disfrutar todos en familia tranquilos y como se merecen.

¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?